Propiedades de las pipas de Girasol

Propiedades de las pipas de girasol

Conoce las propiedades de las pipas de girasol, un ingrediente perfecto para tomar como picoteo, o para acompañar un montón de recetas.


¿Qué son las pipas de girasol?

Las pipas provienen del girasol (helianthus annuus), una planta herbácea que pertenece a la familia Asteraceae. Se forman en el centro de la flor, que suele tener un gran tamaño, y están formadas por la cáscara y el interior, que es la parte comestible.

Las pipas de girasol son uno de los frutos secos más consumidos en España, donde forman parte de la dieta desde hace décadas como un snack saludable. Son comercializadas tanto crudas como tostadas, con y o sin sal, con cáscara o peladas.


Propiedades de las pipas de girasol

Las pipas de girasol están consideradas un alimento muy nutritivo gracias al aporte de ácido fólico o vitamina B9 y flavonoides, que les otorgan propiedades medicinales. Son antioxidantes, antimicrobianas, antidiabéticas, anti-inflamatorias, combaten la tensión alta y son antivirales. Además nos aportan vitamina E, a la B1 y otros muchos nutrientes básicos, fibra, proteínas, hierro, selenio y componentes que ayudan a prevenir enfermedades crónicas.

Las pipas de girasol te ayudarán a ser más feliz

Las semillas de girasol son ricas en proteínas, que contienen aminoácidos, entre ellos el triptófano. El triptófano es precursor de la serotonina, un neurotransmisor que, en niveles bajos, se asocia a la depresión y la obsesión. Si tienes más serotonina, ayudarás a tu cuerpo a producir melatonina, una hormona que regula el sueño. Con lo que dormirás un poco mejor.

Las pipas de girasol Mejoran la salud de la piel y el pelo

Las pipas ayudarán a Mejorar la salud del pelo pues tienen biotina, una vitamina B necesaria para metabolizar las grasas, los carbohidratos y las proteínas.

En lo que respecta al acné, las pipas de girasol son una fuente de zinc y tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducirlo. La vitamina E ayuda también a prevenir y proteger a la piel de los daños solares, previenen las cicatrices y la aparición de arrugas. Además las vitaminas del grupo B que contienen las pipas de girasol actúa como un complejo revitalizador y antienvejecimiento para la piel.

Fuente de Fibra

Mejora el proceso digestivo, ya que las pipas de girasol contienen mucha fibra, lo cual previene el estreñimiento y los problemas gastrointestinales.

Reducen el riesgo de enfermedades del corazón

La pipas de girasol poseen vitamina E, la cual funciona como un poderoso antioxidante, con un consumo de 30 gramos de pipas de girasol sin sal al día, podría ayudar a reducir la inflamación crónica, un problema al cual se le atribuyen una amplia gama de enfermedades.

Otras propiedades de las pipas de girasol:

  • Su aporte de antioxidantes es muy abundante ayudando a combatir el daño de los radicales libres (humo de tabaco, alcohol, etc) que pueden generar enfermedades y daño oxidativo en nuestras células. Dentro de estas enfermedades se encuentra el cáncer. Además, la vitamina E y el selenio contribuyen en la prevención de cáncer de mama, entre otros.
  • Apoyan la función tiroidea.
  • Equilibran los niveles de azúcar en sangre.

Pipas para embarazadas ¿Son buenas?

Las embarazadas necesitan un aporte adicional de folatos? Esto es así porque el ácido fólico o vitamina B9 ayuda al cuerpo a descomponer, utilizar y crear nuevas proteínas y, en este caso, al buen desarrollo del feto. Por este motivo es aconsejable que las embarazadas lleven una dieta saludable, consumiendo alimentos como pipas de girasol, que contribuyen a mantener unos niveles adecuados de folatos en el organismo.


¿Cuántas pipas puedo comer al día?

Lo ideal es consumir 30 gramos de pipas de girasol al día para conseguir todos los beneficios de estos snacks. Esta ración supone una ingesta de 193 kilocalorías.


¿Qué pasa si comes muchas pipas de girasol?

Si comes demasiadas pipas al día, algunas consecuencias podrían ser el aumento de peso, la retención de líquidos y un mayor riesgo de problemas cardiovasculares, especialmente si llevan mucha sal.

Como ocurre con la mayoría de los alimentos, la clave está en la cantidad que comamos. No es lo mismo comer un paquete de pipas que un puñadito pequeño. Según los expertos de Grefusa, las pipas contienen 580 kilocalorías por cada 100 gramos. Se trata de una cantidad alta, por lo que pueden engordar si las consumimos en exceso.

Un puñadito al día de pipas de girasol es salud (mejor sin sal) ¿Has comido tus pipas hoy?



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *