Girasoles en casa

Como plantar girasoles en casa

Es posible tener girasoles en casa y no necesitas tener jardín ¿Quieres saber cómo plantar girasoles en casa y conocer todos sus cuidados? ¡Te lo explicamos!


Características del girasol

El girasol, es una planta alegre que da un toque diferente a la decoración de tu terraza o jardín. Es una de las plantas más resistentes al sol y posee flores de secano, ya que puede soportar altas temperaturas y muchas horas de luz solar directa. También tiene cabida en el interior de tu casa. Realizando unos cuidados especiales, se puede tener en cualquier estancia que reciba luz natural, de ahí que se haya convertido en una de las plantas de interior más resistentes.

Hay diferentes tipos de girasol. Las más adecuadas para el cultivo en casa son aquellos que ronden los 30 o 60 cm de altura, denominadas variedades enanas.


Como plantar girasoles en casa

La época ideal de cultivo de los girasoles es a principios de la primavera, cuando las temperaturas tienden a estabilizarse y se produce una exhibición al sol regular.

En el caso de que decidamos plantar girasoles en casa, es importante elegir el lugar correcto donde puedan recibir luz natural y artificial y, al menos, alguna hora de luz solar al día. Si es posible los sembraremos en un lugar que reciba luz directa del sol.

Tipos de suelo:

El girasol necesita suelos arenosos y ricos en materia orgánica. Aunque tiene gran capacidad de adaptación a diferentes condiciones de suelo, pudiendo prosperar en suelos superficiales, pobres y ácidos.

Clima adecuado para plantar girasoles:

El cultivo del girasol se habitúa a diferentes condiciones climáticas. Para la floración y maduración requiere de temperaturas elevadas, la ideal se encuentra entre 20 y 25º C.

Siembra:

No es recomendable colocar más de tres semillas en una misma maceta ni a una profundidad que supere los 2,5 cm. Se considera una planta que necesita espacio para sobrevivir. Podrás empezar en un pequeño semillero, pero posteriormente será obligatorio trasplantarlo a un recipiente más grande o al suelo de tú jardín.

Una vez hayan germinado las semillas, es necesario agregar agua y abono para proveerlos de nutrientes durante su mantenimiento.

Las plantas de girasol necesitan un buen riego para su germinación. Se puede realizar mediante pulverizador o regadera. Con el calor las flores sufren un poco más, así que el riego de los girasoles debe ser abundante y controlado. Lo ideal será cada dos días (también existen macetas de autorriego, que te pueden ayudar mucho en el riego de tus girasoles).

Plagas y enfermedades del girasol:

Los gusanos son la plagas más comunes de los girasoles. Destacaremos las orugas y las larvas, que pueden ser diezmadas fácilmente con Piretrinas naturais.

La presencia de humedad excesiva puede dar lugar a que aparezcan hongos. La aplicación de cola de caballo es el tratamiento más eficaz.


¿Cuánto tiempo duran los girasoles?

Los girasoles tienen una vida útil relativamente corta. Esto significa que, aunque pueden durar entre 4 y 8 semanas, la mayoría de los girasoles florecerán durante un máximo de 3 a 4 semanas. Debes estar preparado para reemplazar tus girasoles con regularidad.


¿Cómo debe de ser la maceta en la que plantes tus girasoles?

Es importante elegir bien la maceta adecuada para nuestros girasoles. Elegir una buena maceta dependerá mucho de la edad y el tamaño de la planta. Cuanto más grande sea la maceta, más tiempo durará el girasol. Una maceta de tamaño mediano (de 10 a 12 pulgadas de diámetro) es ideal para un girasol adulto. Si piensas plantar un girasol joven, es posible que necesites una maceta más pequeña (de 8 a 10 pulgadas de diámetro). Asegúrese de que tenga orificios para drenaje en la parte inferior.

¿Te animas a plantar girasoles en casa? Cuéntanos tu experiencia.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *