Los girasoles en la cocina

Los girasoles en la cocina

La mayoría de las personas cultivan girasoles simplemente por sus flores grandes y alegres pero esta flor vale para mucho mas que esto. En este post hablaremos sobre los girasoles en la cocina.


¿Qué partes del girasol son comestibles?

¿Sabías que en realidad puedes comer mucho más que las semillas de los girasoles?

Del girasol son comestibles tanto los capullos como los pétalos y las semillas…

Sus vistosos pétalos suponen un equilibrio entre lo dulce y lo amargo. Son ideales para ensaladas. Los capullos como los pétalos son exquisitos en platos de verdura salteada o en platos de pasta.

Los girasoles en la cocina – Recetas con girasoles

Ensalada

Ingredientes:

La vinagreta:

  • 3 cucharadas soperas de vinagre
  • 6 cucharadas de aceite
  • perejil picado
  • 3 dientes de ajo
  • sal, pimienta (opcional)

La ensalada:

  • 1 lechuga
  • 200 g de queso de cabra
  • 4 flores de girasol, sin desprender los pétalos
  • 2 tomates maduros
  • una remolacha

Para preparar la vinagreta, mezcla 3 cucharadas soperas de vinagre, 6 cucharadas de aceite, un poco de perejil picado y 3 dientes de ajo también picados. Puedes, aliñarlo con sal y pimienta. Trocea la lechuga, los tomates y la remolacha a tu gusto. Añade el queso de cabra cortado en daditos. Por último coloca las flores de girasol alternadas con los demás ingredientes.


Paté con semillas de girasol

El paté de semillas de girasol resulta una receta sumamente saludable. Es una manera deliciosa de incorporar frutos secos a las comidas familiares y mejorar la dieta y el consumo de nutrientes.

Ingredientes:

  • 100 gr. de semillas de girasol previamente hidratadas
  • 2 cucharaditas de cebollino picado
  • 2 tomates secos grandes
  • Dos cucharadas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta al gusto
  • Medio diente de ajo picado fino
  • Perejil fresco

Pon en remojo las semillas de girasol la noche anterior para que se hidraten y activen adecuadamente.

Debes colocar las semillas, los tomates, el ajo y el perejil en un vaso de licuadora y triturar los ingredientes hasta formar una pasta homogénea.
Añade el zumo de limón, el aceite de oliva, sal y pimienta al gusto y dar otro pequeño toque con la licuadora. Coloca la mezcla en un bol y tapa con papel film. Llevarlo a la nevera unas horas o hasta el momento de servir.

Antes de presentar, cortar el cebollino en trozos pequeñitos y esparcir un puñado por encima del paté.

Antes de servir, corta el cebollino en trozos pequeñitos y esparce un puñado por encima del paté.


Crema de pipas de girasol

Rápida y muy nutritiva. ¿Alguna vez te has planteado que una receta de un solo ingrediente puede ser sencilla, saludable y deliciosa?.

Ingredientes:

  • 2 tazas de pipas de girasol previamente horneadas (200g)

Tras hornear las pipas del girasol retira la bandeja del horno y deja atemperar las pipas. Es importante que la temperatura baje un poco para obtener la textura propia de una manteca. Introduce las pipas en un recipiente apto y bate durante 3-4 minutos hasta que se reduzcan a polvo. ¡Se paciente! ya que tendrás que Apoyarte de una cuchara para ir aplastando y compactando la masa, combina este movimiento con la batidora.

Continúa el proceso durante 10-15 minutos y observarás como las pipas comienzan a liberar sus aceites humedeciendo la mezcla.
A partir de este momento, solamente queda seguir batiendo hasta obtener la textura deseada, más o menos densa, según gustos.

Los girasoles en tu cocina darán un toque diferente a tus comidas. ¡Todos quedarán asombrados! ¿Conoces alguna receta más? Compártela con en los comentarios de más abajo.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *