La leyenda del girasol

La leyenda del girasol - Mitología griega

¿Quieres conocer la leyenda del girasol? Son varias las historias sobre esta flor, pero en este post queremos hacer referencia a la que narra la mitología griega…

Cuenta la leyenda que una joven ninfa del agua, Clytie hija del dios Océano y de la diosa del mar Tetis (Titanide) se enamoró locamente del dios de la luz y el sol, Apolo. Lamentablemente el no sentía lo mismo por ella.

Tal era su amor que todos los días ella seguía su recorrido desde que salía de su palacio por la mañana hasta que llegaba al atardecer por el oeste.

Día tras día Clytie seguía los pasos de su amado, hasta tal punto que comenzó a olvidar cuidarse a si misma, de comer y de beber…Nunca logro que Apolo se enamorara de ella. Con el tiempo Clytie comenzó a echar raíces hasta acabar convertida en una bella flor, un Girasol. Una flor que nunca olvido el objeto de su amor y aún hoy continúa siguiendo al sol.

Una leyenda preciosa que remarca el significado de lealtad y fidelidad. El amor de Clytie hacia Apolo no se acabará nunca, al menos mientras que existan los girasoles sobre la tierra.

Los mitos son las creencias, enseñanzas y formas de pensar de los pueblos, comúnmente transmitidas en base a historias o parábolas. Nos permiten acercarnos a civilizaciones que desaparecieron (o cambiaron) hace siglos y sentirnos un poco más cerca de ellos al ver que compartimos miedos, esperanzas e ilusiones. También es cierto que el paso del tiempo ha hecho que, en muchos casos, lo que nos llega de esos mitos son solo historietas que seguimos contando como si fueran fábulas o simples relatos y que siguen emocionándonos con sus heroicidades y romances. Precisamente el amor es uno de los temas más comunes en todas las mitologías y, entre las más conocidas, está el mito del amor que sentía Clytie por Apolo.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *