Decoración

Ideas para decorar con girasoles

Decorar con cuadros de girasoles

Ideas para decorar con girasoles

Existen múltiples ideas para decorar con girasoles. En este post te hablamos de algunas de ellas.

Alegría y luz es lo que automáticamente consigues cuando apuestas por un ramo de girasoles para decorar cualquier estancia de tu hogar. Es la flor perfecta para coronar una mesa de jardín en una tarde de verano e ideal para impresionar a tus invitados con algo diferente.

  1. Ramo o centro de girasoles: vivimos en una sociedad con un ritmo frenético y mucho estrés. Apostamos que lo que más os apetece a todos nada más llegar a casa es disfrutar de un merecido descanso en el sofá. ¿Queréis elevar aún más ese momento de felicidad? Con un centro de girasoles conseguirás darle un toque de color a ese momento especial.
  2. Cuadros de girasoles: Otra manera de poder incluir los girasoles en la decoración de interiores es por medio de cuadros o imágenes. Como alternativa existen los vinilos decorativos que quedaran genial por ejemplo en la habitación de los mas pequeños de la casa.
  3. ¿Te atreves con la cocina? un ambiente donde abundan los textiles, podemos decorar con fundas con girasoles. Estos nos permitirán renovar la imagen de todos nuestros accesorios de cocina de forma rápida y económica. La idea es aprovecharnos de los textiles por lo que también seria una buena idea poder decorar con cortinas, manteles y servilletas con estampados con la figura de esta flor.
  4. Tiradores: Aunque parezca mentira algo tan simple como los tiradores pueden hacer que tus muebles sean súper originales. ¿Te imaginas un mueble con tiradores de girasol? los tiradores pueden hacer destacar un mueble, una puerta de paso, unos armarios o toda una cocina.
    Y es que a base de sutilezas ponemos la guinda al pastel que es la decoración de nuestro espacio y conseguimos dotarlo de personalidad.

¿Por qué decorar con girasoles?

Deberías decorar con girasoles no sólo por sus múltiples propiedades y beneficios (diversos estudios apuntan a que, incluso, nos pueden ayudar a reducir el estrés), sino por su gran capacidad decorativa.
los girasoles suponen una explosión de color en cualquier rincón, adornándolo y aportando luz con su mera presencia.
Estas flores son de las más características y populares, y, sin duda, se identifican con la estación veraniega. Su llamativo color es símbolo de jovialidad, capaz de alegrar estos días de verano.
Tanto si se sitúan en una maceta como si no los girasoles tienen el poder de vestir y resaltar cualquier rincón de tu casa.
Son tan vistosas que concentran toda la atención, logrando así camuflar cualquier desperfecto. Por esta misma razón, puedes probar a colocarlas en esa esquina que tenías desnuda. O, si lo que buscas es darle un aire desenfadado a tu jardín o a alguna estancia, es la elección perfecta.


Los girasoles y el Feng Shui

Además de decorar y llenar de vida cualquier rincón, los girasoles pueden ser grandes aliados para atraer la buena suerte, según el Feng Shui. Solo hay que saber cómo y dónde ubicarlos.
La relación con el sol de esta planta herbácea originaria de Centro y Norteamérica (actualmente se cultiva en zonas muy diversas) es más que conocida: lo llevan implícito en su nombre, lo miran para nutrirse y sus colores son muy similares. Y justamente por estas razones es que el Feng Shui los considera poderosos amuletos para atraer la buena suerte.
Además, para esta filosofía milenaria china, las flores de girasol son una representación de la positividad, vitalidad y longevidad; y tienen el poder de ayudar a las personas a iniciar nuevos ciclos, concretar proyectos, atraer abundancia y tener éxitos.
Asimismo, el color amarillo en los girasoles también representa el color de la vida y la inteligencia.

El Feng Shui recomienda colocar los girasoles en la zona sur (orientación del fuego) de tu casa. ¿Tienes algunas Ideas para decorar con girasoles?

Dejar una respuesta

15% de descuento con el código: HELLO15