Los girasoles buscan la luz del sol 🌞

¿Por qué los girasoles siguen al sol?

Seguramente ya habrás oído alguna vez que los girasoles siguen al sol; esta característica da nombre a estas flores ¿sabes por qué los girasoles siguen al sol? 🤓🌻 ¿Cuál es su secreto? ¿Cómo lo hacen? Y, ¿por qué?


¿Cómo se mueven los girasoles?

Cuando una joven planta de girasol está creciendo, sigue al sol, el tallo juega un papel vital en esto, alargándose durante el día para soportar la cabeza móvil.

Por la mañana, el lado este del tallo se expande a medida que avanza el día, lo que permitirá que la cabeza se mueva hacia el oeste y luego, por la noche, sucederá justo lo contrario.


¿Por qué los girasoles siguen al sol?

El comportamiento de los girasoles jóvenes es en realidad muy común entre las plantas pero también entre las personas. Las flores siguen un ritmo circadiano es decir un ritmo de 24h.

Los seres vivos conservamos nuestra energía ya que estamos activos de día e inactivos de noche. En el caso de los girasoles, la planta estira su tallo durante el día, lo cual le permite adaptar un comportamiento llamado heliotropismo. Y es que la planta del girasol está “programada” para que sus hormonas del crecimiento reaccionen al calor y a la luz.

La parte marrón los girasoles contiene varias flores minúsculas (no se trata de una sola ) para asegurarse de que todas pueden desarrollarse de manera adecuada, necesitan mucho sol. Sin este comportamiento, los girasoles no crecerían de la manera adecuada.

Los girasoles orientados al este son más felices, saludables y productivos que los que miran hacia otras direcciones, y todo se debe al calor del sol.

Se ha demostrado que llega un momento en que el girasol, cuando alcanza una cierta madurez, detiene todo su movimiento, ya no gira y se encara definitivamente en dirección a oriente hasta sus últimos días.


¿Por que los girasoles dejan de seguir al sol?

Según los autores de un estudio, que se publicó en la revista ‘Science’, “los girasoles inmaduros siguen el movimiento del sol, pero, cuando estas plantas maduran, se asientan y se quedan mirando hacia el este”.

Los girasoles siguen mirando hacia donde sale el sol cuando ya han florecido y no necesitan seguir al sol. Según un estudio realizado por la Universidad de California en Davis, las abejas prefieren las flores cálidas, ya que así pueden llevar a cabo una polinización cruzada con las flores más cercanas más fácilmente.

“Nuestros resultados demuestran que la orientación este de los capítulos de girasol maduros juega un papel importante en el manejo del microclima de las flores y asegura las condiciones correctas para la antesis, la polinización y el desarrollo de las semillas”, escribieron los investigadores en su artículo.

Science Alert.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *